La Campaña Ropa Limpia internacional está recogiendo firmas para adherirse a la campaña contra el sandblasting. Exige a empresas, gobiernos y el resto de actores sociales que hagan todo lo posible para acabar con esta técnica.
 

Manifiesto para la prohibición del desgaste de vaqueros mediante sandblasting.

El tratamiento del tejido vaquero mediante la aplicación de un chorro de arena o sandblasting ha ganado popularidad durante los últimos 20 años. Diferentes países productores de vaqueros de todo el mundo emplean el chorro de arena como una técnica de acabado de este tejido. Siguiendo las últimas tendencias de moda y con el objetivo de maximizar los beneficios, las empresas y las fábricas productoras exponen a sus trabajadores - de manera consciente o inconsciente - a riesgos que pueden resultar mortales debido al uso de técnicas de sandblasting inseguras. Informes médicos procedentes de Turquía muestran que algunos trabajadores del sector del sandblasting pueden desarrollar silicosis aguda, una enfermedad pulmonar incurable y potencialmente fatal en tan sólo 6 a 24 meses de trabajo. Estos trabajadores son a menudo hombres jóvenes e inmigrantes, que trabajan en el ámbito de la economía sumergida. Pertenecen al grupo más vulnerable de trabajadores. Además, se enfrentan no sólo a graves problemas de salud sino también a la falta de apoyo e indemnizaciones económicas para afrontar la carga económica derivada de la enfermedad.

Las organizaciones y personas firmantes, presentes en el Foro Internacional de la Campaña Ropa Limpia celebrado en Estambul entre el 22 y 26 de noviembre de 2010, hacemos un llamamiento para la prohibición a escala mundial del uso de la técnica sandblasting en la producción de prendas vaqueras.

Demandamos:

  • 1. A las marcas de moda /empresas de ropa: que abandonen inmediatamente el uso de la técnica de desgaste de vaqueros mediante la aplicación de chorros de arena a presión a lo largo de toda su cadena productiva. Para ello, reclamamos a las empresas que anuncien públicamente la prohibición de dicha técnica en el conjunto de su cadena de producción. Exigimos a las empresas que se aseguren de que dicha prohibición sea respetada mediante procesos de vigilancia y seguimiento adecuados puestos en marcha en cooperación con las ONGS y sindicatos de los países productores. Además, demandamos que las marcas asuman su responsabilidad a la hora de asegurar que los trabajadores de su cadena de suministro afectados de silicosis y sus familias reciben las indemnizaciones adecuadas para hacer frente a la carga económica extra derivada de la enfermedad (como por ejemplo, la incapacidad laboral), además de proporcionarles apoyo económico para hacer frente a los tratamientos médicos necesarios. Asimismo, demandamos a las marcas de moda que, de forma preventiva, realicen evaluaciones de riesgo laborales cuando introducen nuevas técnicas.
  • 2. A los gobiernos nacionales: que no permitan el uso de técnicas de sandblasting en la producción de prendas vaqueras. Los gobiernos deben asegurarse de que se respete la prohibición del uso manual de técnicas de sandblasting, y, en general, las normas sanitarias y de seguridad para la mejora de las condiciones laborales. Además, pedimos que los trabajadores ya afectados de silicosis reciban apoyo y asistencia social y médica, así como pensiones por invalidez por parte del Estado, sin importar si han trabajado en el sector formal o informal de la economía.
  • 3. A la OIT y a la OMS: que incluyan a las cadenas de producción de vaqueros en el marco de sus programas mundiales para la erradicación de la silicosis*.
  • 4. A las iniciativas de responsabilidad social dedicadas a la protección de los estándares laborales en la industria textil, tanto si están promovidas por empresas como si están impulsadas por otros actores sociales: que utilicen su influencia para que sus miembros proshíban la técnica del sandblasting en todas sus cadenas de producción.
  • 5. A las personas consumidoras: que solo compren vaqueros no tratados mediante la técnica del sandblasting.
  • 6. A los diseñadores y las diseñadoras: que no propongan tendencias de moda que lleven a la aplicación de técnicas no seguras y potencialmente peligrosas como el sandblasting en la producción de vaqueros.

Las tendencias de moda no deben causar más muertes y enfermedades a los trabajadores y a las trabajadoras de la industria textil. Las organizaciones y personas firmantes, nos comprometemos a trabajar para acabar con el uso del sandblasting en la producción de prendas vaqueras a nivel mundial.

*El Comité Mixto OIT/OMS de Salud en el Trabajo lanzó en 1995 un Programa Mundial para la Eliminación de la Silicosis en todo el mundo para el año 2030. El objetivo de este Grupo de Trabajo es desarrollar e implementar dicho programa, animando a todos los países a diseñar su propio programa para la eliminación de la silicosis, así como proporcionar a los países la información y los conocimientos necesarios para lanzar los programas nacionales. http://www.who.int/occupational_health/topics/en/oehtf4.pdf

ESTE MANIFIESTO SE ELABORÓ DURANTE EL FORO INTERNACIONAL DE LA CAMPAÑA ROPA LIMPIA (CCC), ESTAMBUL, 22-26 DE NOVIEMBRE DE 2010.

 
Setem Contacta

Con la colaboración de:
Con la colaboración de:

Creado por Tic's Evolution. Se abrirá en una nueva ventanaTICS EVOLUTION ®